Auriculares Para Nadar: Los 5 Mejores Del Mercado

Los auriculares impermeables son una necesidad absoluta si eres un bañista regular, permitiéndote incorporar ciertas armonías a tu rutina de ejercicios, no importa qué profundo te sumerjas bajo el agua.

Si quieres optar por uno de los mejores auriculares para nadas, entonces mira nuestra selección de los 5 mejores, cada uno cuenta con una calidad increíble por un precio super competitivo.

Los 5 Mejores Auriculares Para Nadar

5. Finis Duo

Indudablemente el reproductor SwiMP3 líder en el mercado, los auriculares impermeables Duo proceden de una compañía estadounidense conocida por sus accesorios de natación de alta calidad.

Están libres en 2 colores: negro/verde ácido (en la fotografía) y gris oscuro/menta.

Lo bueno del Duo es que usa la tecnología de conducción ósea para trasmitir el sonido bajo el agua mediante los pómulos.

Esto te ahorra tener que juguetear poniéndote unos auriculares en los oídos que pueden salir de forma fácil mientras nadas.

Uno de los colgantes para los oídos dispone de grandes botones – incluyendo avance veloz, rebobinado, arrastrar los pies y reproducción/pausa – y la calidad del sonido es de forma notable clara y fuerte bajo el agua (no se puede emplear el Dueto en tierra).

La carga se efectúa mediante una base imantada basada en USB, si bien deberás limpiar los pequeños puntos de carga del dispositivo de manera regular por que pueden obstruirse.

4. Exeze WMR

El reproductor de segunda generación de Exeze, el WMR ahora viene con una toma de auriculares plenamente impermeable.

Se dan múltiples tamaños de tapones para los oídos, pero los grandes tapones blancos se aconsejan para la natación.

De forma alternativa, puedes conectar tus auriculares a prueba de agua en la toma de audio de 3,5 mm.

Para conectar el reproductor MP3 hay 2 opciones.

Para correr puedes utilizar el brazalete separado que se da, a la vez que para nadar Exeze ofrece un par separado de lentes con una correa de cabeza más grande como extra opcional (sorprendentemente, son de una calidad razonablemente buena).

Si bien es posible acoplarlas a las lentes existentes, el reproductor es bastante grande, con lo que no se mantiene en su sitio fácilmente.

La vida de la batería es más pobre que con otros dispositivos, pero debido a que Exeze usa el conector de audio para la carga no hay el inconveniente de que los puntos se dañen como ocurre con ciertos diseños de MP3.

Se da un banco de control para el avance veloz, el rebobinado, el incremento y la minoración del volumen. No obstante, como la mayor parte de los reproductores de MP3 subacuáticos, son difíciles de emplear en el agua.

En contraste al Exeze Rider, la calidad del sonido es buena tanto en el agua como en la tierra, si bien deberás subir el volumen mientras que nadas.

Empleamos el brazalete para correr y hallamos que funcionaba bien, pero debimos utilizar auriculares separados ya que  los suministrados tienen un cable cortísimo.

3. i360

Lo bueno del reproductor i360 SwiMP3 es que, del mismo modo que el Exeze WMR, puede emplearse tanto en tierra para correr como en el agua para nadar, es más que un simple par de auriculares impermeables.

Se dan múltiples auriculares de diferentes tamaños y formas (los más largos para la natación, los más cortos para el empleo en tierra) y hay un robusto clip estilo Bulldog para cargar el dispositivo.

El cable de plástico flexible se envuelve cerca de la parte trasera de la cabeza con las 2 unidades de control negras que se hallan en la parte superior de cada oreja.

Bajo el agua, la calidad del sonido es mucho mejor de lo que aguardábamos utilizando los auriculares más largos, si bien el i360 debió ser sostenido de forma segura bajo una visera y lentes para asegurar que se mantenga en su sitio.

El volumen del dispositivo también debe ser subido.

Un pequeño inconveniente es que los botones de la parte superior e inferior de una de las unidades de control son pequeñísimos, lo que complica el empleo de las funciones de avance veloz, rebobinado y reproducción/pausa a lo largo de la natación.

2. Exeze Rider

La diferencia clave con el Exeze Rider es que viene con un conector de audio de 3,5 mm integrado, por lo que es posible emparejarlo con dos auriculares impermeables separados si lo prefieres.

La unidad primordial se sostén a la parte trasera o bien lateral de la correa de la gafa con un cable en espiral que va desde el conector de audio a los auriculares suministrados.

Estos están diseñados para engancharse en la parte trasera de sus oídos y virar en la situación inmejorable para percibir.

No obstante, son difíciles de poner en el agua, lo que es un enorme inconveniente (Speedo tenía un producto afín, más costoso, llamado el Aquabeat, que ahora ha sido descontinuado).

A lo largo de las pruebas hallamos que los auriculares giraban fuera de su posición y que el sonido era un pequeño eco tanto en el agua como en la tierra.

Como nota positiva, no hay inconvenientes potenciales de que los puntos de carga se amplíen como en otros productos, pues la carga se hace por medio de la toma de audio en vez de conectores expuestos.

1. Swimbuds

¿Y qué ocurre si tienes un reproductor de MP3 resistente al agua que no tiene Bluetooth? Para eso aconsejamos el Swimbuds. Estos auriculares de oído son aproximadamente el estándar de oro tratándose de auriculares con cable en la piscina.

No son necesariamente los audífonos a prueba de agua más durables del mercado, pero son parcialmente económicos y muy simples de instalar y utilizar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario